sobre mi.

Hola, ¿Qué tal?, por mi parte no hay demasiado que decir, tengo 23 años he estudiado dietética y me gustaría estudiar fisioterapia y especializarme en deporte. Me encantaría tener un trabajo que me obligara a viajar por todo el mundo, no soy una persona muy partidaria de quedarse quieta en un lugar. Se que es raro pero, aunque por una parte me encanta la ciencia no soporto ni las matemáticas ni la química, además me encanta escribir, siempre me he considerado una persona a medio camino entre carrera de ciencias o de letras, pues estudiar periodismo también me gustaría y de esta forma relacionarme con el deporte, ya fuera narrando partidos y siguiendo a un equipo por estadios de todo el mundo, o trabajar en F1 que es otra de mis grandes pasiones. Bien es cierto que trabajar como reportero en la formula uno tampoco es fácil por que la mayoría de las veces las jornadas laborales son interminables, estas cambiando de hora constantemente, echas de seis a ocho meses fuera de casa, sufres las inclemencias del tiempo sin repizcar, pero aun así vas a los países más alucinantes del mundo y viviría de primera mano un deporte tan apasionante como es el gran circo de la formula uno, es cierto que si tienes familia seguro que se hace duro estar tanto tiempo fuera y es probable que con el paso de los años el trabajo resulte monótono, pero en fin ¿Qué trabajo no resulta monótono después de veinte o treinta años?. A grandes rasgos así soy yo, un apasionado del deporte, la escritura , los países y las culturas diferentes, creo que hay poco que añadir, me encanta aprender por mi propia cuenta, de manera tranquila y sin presiones, sin que nadie te marque objetivos o te exija memorizar grandes temarios, simplemente aprender de lo que me rodea y de las personas que pueden aportar algo a mi vida, cualquier oportunidad es buena para aprender y a decir verdad odio hacerlo dentro de una clase donde al fin y al cabo competís unos con otros para conseguir un número que os encasille a todos como aptos o no aptos, para mi el conocimiento no se puede medir con números y tampoco se puede pretender que cien o doscientas personas tengan el mismo ritmo de aprendizaje pues cada alumno es un mundo. Me gusta aprender, me gusta fijarme, curiosear, descubrir cosas que desconozco, si no lo intento nunca sabre si seré capaz de hacerlo. Me fascina la gente que es capaz de sacar puntuaciones máximas en exámenes por que valoro el esfuerzo tan brutal que hay detrás de un diez, yo con un siete o un ocho soy la persona mas feliz del universo, sin embargo hay algunas personas que no se conforman y van mas allá, algo que me parece digno de admirar.

Soy un enamorado del fútbol, como asturiano de corazón soy ferviente seguidor del Real Oviedo, equipo de mi alma, que últimamente me da más penas que glorias pero bueno, viendo como estuvimos hace un par de años esto es el paraíso. Fui a mi primer partido de fútbol con seis años con mis hermanas y unos amigos, luego con ocho años asistí a la inauguración del Nuevo Carlos tartiere con mi padre (Que por aquel entonces trabajaba en México). Otro de mis grandes sueños sería convertirme en entrenador de fútbol profesional, sin duda el sueño más grande de mi vida, siempre estoy siguiendo a chavales de 15-16 años intentando descubrir jóvenes promesas, en mis libretas del colegio hay cientos de dibujos con jugadas marcadas, lineas de desmarques, movimientos, trabajos en defensa, coberturas... infinidad de lineas rallas y números incomprensibles para alguien que no sea yo. Creo que como siempre me a quedado muy largo, cuando me pongo a escribir se cuando empiezo pero no cuando acabo, la verdad no se si es bueno o malo, pero como habréis podido observar también me encanta escribir, me permite expresarme y muchas veces desahogarme, es una vía de escape que hace que me sienta mejor conmigo mismo, por eso escribo, por que me siento bien haciéndolo, por que me divierte y me relaja, a lo mejor el día que deje de divertirme pare de escribir pero por ahora ni si quiera me lo planteo.


He escrito un libro que no se esta vendiendo demasiado pero bueno puse toda mi alma y buena intención en el que bastante es y más en los días que vivimos, creo que soy demasiado joven, aun puedo mejorar mucho como persona y como escritor, seguro que con el paso de los años aprenderé más cosas, viviré más experiencias y seré más maduro lo que sin duda creo que me hará crecer y que mis obras sean mas redondas. Otra gran esperanza en mi vida es crear un pelotazo literario, un libro que se venda como churros calientes y que me lance a la fama, en fin este soy yo, la personita que desea con todas sus fuerzas ser entrenador de fútbol y a la vez escritor de éxito, que ansia ser fisioterapeuta y corresponsal deportivo, una vida dividida entre las ciencias y las letras de principio a fin sin que todavía tenga del todo claro por cual declinarme, solo siendo constante e inconformista descubriré cual es mi verdadero camino en la vida, que una actividad se convierta en mi profesión o forma de ganarme la vida no quiere decir que no pueda seguir disfrutando del futbol, o de la escritura, de la fisioterapia o el periodismo. La vida son experiencias y problemas, los problemas se pueden transformar en nuevas oportunidades que el destino improvisa en nuestro camino, venirse a bajo no es una opción, mirar hacia adelante y disfrutar de las cosas pequeñas que nos rodean es el verdadero secreto que nos permitirá disfrutar de la vida, los problemas solo son nuevas oportunidades para aprender, nuevos caminos que tomar.