15 julio 2017

Cuando ella buscaba mis abrazos




Después del post de ayer (AQUÍ), en realidad no fue ayer, pero bueno lo escribí el mismo día. En el relataba mas o menos de una forma fugaz lo que fue para mi un día muy especial, hoy me toca sacar todo el veneno, toda la frustración y la desesperación que vendría poco después. Abrocharos los cinturones por que el viaje va a ser largo.

Voy a comenzar a contar esta historia desde el final de mi anterior relación. Después de cerca de un año juntos todo termino, ella es una chica de ojos azules super inteligente con la que además de una relación sentimental tenía una gran amistad que es si cabe todavía mas importante para mi a la hora de conseguir conectar con alguien, que exista no solo cariño sino también amistad y que el fin de la relación no signifique el final de todo, sino una fase distinta entre nosotros, menos personal pero de igual modo cordial y afable...En fin, sea como fuere, esa relación termino y yo me hundí mas que el titanic en el océano por que por lo general me suelo involucrar mucho en mis relaciones y nunca es fácil dejara a alguien que quieres, poco a poco superamos esos momento hablando entre los dos y conseguimos cerrar la relación evidentemente con cierto dolor pero a su vez guardando la gran amistad que nos unió desde el principio, y así hasta el día de hoy, se acabo la parte sentimental pero seguimos siendo grandes amigos que es lo mejor de todo.

Ya lo he explicado mas de una vez, soy el típico chico que sale por la noche a pasárselo bien y si se puede aprovechar para ligar algo pues mejor que mejor, siempre voy con la misma intención de una noche loca tal y cual, pero al final soy lo que soy y no me puedo engañar a mi mismo, en el fondo siempre me encariño, en realidad soy un romántico, me gusta enamorarme, me enamoro constantemente, sufro a menudo por no ser correspondido por dicha persona, muchas veces de forma absurda y ridícula es cierto, pero es mi forma de ser, en realidad siempre trato de camuflarlo pero al final nunca lo consigo, soy una persona extremadamente sentimental para lo bueno y para lo malo en lo que al amor se refiere.

Pasaron tres años y salvo una pequeña excepción no tuve ningún tipo de contacto sentimental, hasta que apareció la chica en cuestión (loexplico mejor aquí). Incluso yo que lo he vivido, a la hora de contarlo me parece increíble, por que en ambos casos yo me confundí de clase y coincidió que ambas chicas se sentaron a mi lado, dos chicas tremendamente parecidas, pero infinitamente diferentes, cada una con sus peculiaridades y manías, no con defectos pues yo los considero a estos sus mejores virtudes, esas pequeñas cosas que las hace especiales y únicas a las dos, dos historias escalofriantemente parecidas separadas en tres años y cientos de kilómetros...¿Qué PROBABILIDADES HAY DE QUE LAS DOS ÚNICAS VECES QUE ME HE CONFUNDIDO DE CLASE EN MI VIDA HAYAN SIDO EL INICIO DE LAS DOS RELACIONES SENTIMENTALES MAS INTENSAS QUE HE TENIDO?. Sinceramente es increíble, no soy muy fan del destino pero , me cuesta creer que una coincidencia tan grande sea el mero fruto de la casualidad. Las coincidencias no se acaban aquí amigos, al lado mio se presenta una chica, de la misma edad que mi expareja y con los ojos todavía mas azules si cabe. No es que sean idénticas pero son tan parecidas que asusta. Desde el momento en que la vi los paralelismos de la historia me golpearon en la cara como un puñetazo de realidad. Poco a poco ella y yo fuimos forjando una relación de amistad, no demasiado intima, por que es cierto que no hablábamos demasiado, pero si tremendamente solida e intensa. Para que nos vamos a engañar, yo sentí desde el segundo uno que quería pasar mas tiempo con ella, sentí la irrefrenable necesidad de conocerla, de saber mas a cerca de su vida, de lo que le gustaba, lo que le daba miedo, su película favorita… en fin desde que la vi despertó una curiosidad en mi como nunca ninguna otra chica o persona había despertado antes, todo motivado por su espectacular personalidad, es cierto que yo había estado con chicas mucho mas guapas que ella, pero en este caso, era algo totalmente diferente, algo que no había sentido en mi vida, su simple presencia me hacía sonreír, sus constantes bromas y su forma un poco infantil de comportarse me obligaba prácticamente a querer pasar mas tiempo con ella como si de una adicción se tratase. Si soy 100% sincero siempre le di una importancia bastante grande al físico en mis parejas, por poner un ejemplo un 70-30 en favor del físico. Es el único caso en mi vida en el que el físico no me importa ni lo mas mínimo, jamas me había pasado algo así, pero ella, a través de su sonrisa, a través de esos ojos azules que parecían atraer y embrujar tu atención hasta que nada corpóreo existiera por que su forma de ser era mas que suficiente para que yo quisiera pasar los días enteros con ella. Por desgracias, eramos buenos amigos, pero nuestros círculos eran diferentes, además yo tenía 25 años y ella 17, seamos sinceros, la edad aquí no es importante, sé que esta mal que lo diga yo pero es la realidad, en el fondo soy inocente y bondadoso como un niño pequeño, eso y que aparento 23 años o menos incluso pero en fin… El caso es que los dos notábamos que existía algo especial a pesar de que no nos veíamos demasiado. Al poco tiempo ella comenzó a salir con un chico que la verdad no me gustaba nada, pero bueno ¿Quien soy yo para decirle con quien debe o no debe salir?, tan solo le advertí y quizás por primera vez le abrí mi corazón de verdad, le dije que era una persona tremendamente especial, que nunca antes había sentido algo así por una chica en mi vida y que la consideraba demasiado buena para un subnormal de ese calibre… Ella no me hizo caso y en efecto ese chico le hizo daño... las cosas se enfriaron durante una temporada entre ella y yo, luego de repente comenzó a abrazarme, a cogerme de la mano cuando nos veíamos los fines de semana de fiesta...signos que yo creía claros de ella hacia mi, pero imaginaros lo absolutamente embobado que estaba con ella que era incapaz de dar el paso, y esa es la verdad, el chico experto de 25 años fue incapaz de dar el paso en el momento clave por estar intimidado por la chiquilla de 17, que repito sigo creyendo a día de hoy que es la persona mas especial que he conocido en mi vida. En verdad me sentía atado por mis sentimientos, tenía tantas ganas de abrazarla, de demostrarle lo que significa tener a tu lado a alguien que te quiere de verdad con toda su alma, que mis propios sentimientos me impidieron abrazarla cuando ella buscaba mis abrazos, deje escapar esa oportunidad dos o tres fines de semana seguidos. Durante la semana ella y yo continuábamos intercambiando mensajes, yo la ayudaba en todo lo que podía y trataba de mantenerla a mi lado diciéndole cosas bonitas pero a la vez sin saber muy bien que decir, por eso creo que ella es realmente especial, por que es la única persona que a conseguido sacar a la luz mi timidez mas absurda e incontrolada, pero en serio cuando la veía me quedaba sin palabras, no sabía que decir ni que hacer cuando en realidad le quería decir todo. El tiempo siguió su curso y nuestra relación se fue consolidando pasito a pasito...pero por en medio comenzaron a aparecer mas chicos, por suerte yo también fui capaz de ir abriéndole mi corazón mas y mas hasta alcanzar los piropos y frases románticas que le dedique antes, pero ahora todo eso se acabo por que ella esta con otro...Es cierto que en gran medida ya le he dicho todo lo que siento, pero necesito decírselo una vez mas, tengo que vaciar todo el dolor que siento dentro de mi, por que creo que a lo mejor he dejado escapar una de las oportunidades mas importantes de mi vida.