05 junio 2017

Creo en mis sentimientos, pero no en los tuyos hacia mi



Haciendo honor una vez mas al nombre del bolg me da mucho asco esa clase de persona que se aprovecha de los sentimientos y emociones de los demás… se que es un inicio atropellado y quizás un poco agresivo pero es lo que hay, hoy no me siento particularmente fino con las palabras como para tratar de escribir algo bonito o crear un texto trabajado, supongo que mis letras serán mas desordenadas y ácidas pues. Me da mucho asco no encontrar sinceridad en el mundo, la falsedad de las personas me parece una da las características mas repugnantes que puede tener alguien en su forma de ser, como siempre no me gusta dar demasiadas pistas de el por que cuento esto hoy aquí, pero en fin quien quiera que se de por aludido. La base de todo en realidad es la misma, siempre me encuentro dando vueltas a esta historia una y otra vez, el motivo evidente por el que me pasa esto es por que no consigo encontrar una respuesta, no puedo cerrar definitivamente la puerta, por este motivo me como la cabeza mas y mas con el paso del tiempo, tampoco tengo claro si quiero o no cerrar la puerta, es todo demasiado confuso y desordenado, se que dar un portazo supondría el final de mis problemas, de este desazón, de la insatisfacción… pero a la vez no quiero hacerlo por que supondría renunciar a algo que me encanta y al mismo tiempo me hace daño por lo tanto vuelvo al principio una vez mas, encontrándome aquí delante del papel sin saber lo que hacer y tampoco muy bien que decir.

La pregunta es ¿Merece la pena sufrir por alguien que esta interesado en ti pero solo a ratos?. Si supiera la respuesta no estaría comiéndome la cabeza por el día y bebiéndome el bar por la noche. Sinceramente creo que en el fondo somos personas que queremos y buscamos cosas diferentes, los dos somos terriblemente sinceros el uno con el otro, pero al mismo tiempo no conseguimos ponernos de acuerdo, no encontramos ese punto común a donde queremos llegar. Soy experto en mal interpretar las señales, cierto es, pero al mismo tiempo no puedo parar de pensar y analizar todas y cada una de las palabras que me dice, me frustra ver como unos días esta al cien por cien conmigo, me habla, me busca y como otros me ignora hasta el extremo sin darme mayor explicación. Vuelvo a repetir que los dos somos muy sinceros el uno con el otro es por ese motivo por el cual no puedo entender que no consigamos estabilizar todo esto. Veo que se molesta cuando dudo de su palabra, no creo que quiera hacerme daño, por que entre otras cosas me lo repite constantemente que no quiere hacerme daño, que no quiere que me enfade, por eso precisamente no entiendo a que esta tratando de jugar, por que con ese tipo de acciones, con su comportamiento y con su cercana e hiriente lejanía es como mas daño me hace.


Es una historia larga contada rápidamente y mal sin encontrar las palabras ni las emociones exactas, un poco rara y enrevesada, supongo que os costara entenderla por que es muy difusa y ambigua, pero bueno, ya sabéis que odio dar pistas. Me gusta enamorarme, soy una persona muy empalagosa y cariñosa que se involucra en las relaciones que le voy a hacer, es mi forma de ser, se que esto me lleva en circunstancias como la que estoy viviendo ahora a sufrir demás sin sentido quizás pero que le voy a hacer, no puedo cambiar así por que si, no puedo decirle a mi corazón y a mis sentimientos que actúen de otra forma, no puedo pensar diferente. Para bien o para mal soy como soy, tengo que acostumbrarme a vivir con ello.