31 marzo 2017

Un día sin querer te deje de querer


Sigo soñando todas las noches con lo mismo, pero irremediablemente cuando abro los ojos los sentimientos vuelven a clavarse como espadas, el calor de tus manso desaparece y de nuevo me encuentro solo envuelto en un sudor frío con restos efímeros de la satisfacción que sentía segundos antes cuando pensaba que estabas a mi lado, pero una vez mas no era cierto, tu no estabas ahí, no habías estado ni siquiera un instante, ninguno de eso abrazos de esas caricias habían sido ciertas. Me sacudo sin éxito todo ese dolor, no puedo soportarlo,no puedo entenderlo y al mismo tiempo no puedo hacer que se vaya, soy incapaz alejarlo de mi, desearía con todas mis fuerzas perder la capacidad de soñar para siempre para poder arrancarte de mi vida, para que salieras de mis sueños, para no tener que verte todas las noches en mi cama y luego darme cuenta de que no estas.
No puedo borrarte de mi mente, no puedo cambiar nada que lo que hice, te quiero con toda mi alma y a la vez te odio con todas mis fuerzas por que nada es capaz de hacerme tan feliz y a su vez causarme tanto dolor como tu, supongo que es algo normal cuando quieres a alguien y ves que esa persona se aleja de ti poco a poco. No tengo forma de escapar, no puedo olvidar, ni si quiera tengo claro ya si necesito olvidarte, lo único que quiero es querer dejar de quererte, pero no puedo por que te quiero. Querer es un juego entre el ganar y perder, dos contrincantes tramposos que juegan, manipulan y engañan a tus sentimientos, que maltratan a tu alma y torturan tus emociones. Es muy injusto que entre miles y millones de palabras no pueda encontrar nada que se aproxime lo mas mínimo a lo que siento, es injusto que en el juego del querer el perder sea ganador, encerrando en un rincón tu corazón y la razón, haciendo imposible encontrar una solución que de una vez por todas de explicación a todos y cada unos de tus problemas de amor.