13 abril 2016

Mi vida, un proyecto a medias.

Estos días están pasando con bastante tranquilidad, algo que es de agradecer viendo como transcurrieron las últimas semanas. La primavera a entrado, si soy sincero me acojone un poco, por el tema de : “la primavera la sangre altera y tal”. Bastante tengo yo para mi últimamente para que encima una estación nueva venga a ponerme las cosas mas difíciles. Bromas a parte, parece que toda lo mal que me sentía días atrás salio de mi y se instalo en el cielo, por que desde que me puse un poco de bajón, ni primavera ni leches, aquí no dejo de llover, que hombre, si estas triste y hace sol pues se te pasa antes, quizás lo ves de forma distinta. Ahora, no se, estoy mas optimista , mas animado, pero en la calle diluvia así que toca quedarse en casa pensando en cosas sobre las que escribir y terminando proyectos a medias, que siempre retomo pero nunca termino. La historia de mi vida un y otra vez.

10 abril 2016

Quiero ser mejor. Quiero que te sientas orgullosa.

¿Habéis tenido alguna vez la sensación de sentiros pequeños?, no en un plano físico, sino a nivel general y emocional, verse diminuto dentro del mundo, indefenso, a veces con impotencia.

A mi me pasa, no me molesta especialmente, creo que me ayuda a valorar otros aspectos importantes de la vida, pero a la vez es una experiencia dura de digerir, no es una sensación bonita, pero una vez que te acostumbras resulta ser muy interesante.

07 abril 2016

Ella dijo que no quería ser una princesa



Ella dijo que no quería ser una princesa ni un hada. Él le contesto que no podía sacarla de su cabeza y que sería siempre su princesa particular, lo guardarían en secreto, ella seguiría siendo esa chica mala y rebelde de puertas para fuera.


Él se partió el alma día tras día para ver a su princesa sonreír y borrar de su cara la tristeza y las lágrimas que osaban manchar su alegre belleza. Aunque ella no quería ser una princesa, no podía manejar y cambiar sentimientos ajenos. Se cabreaban cuando la llamaba así, pero a su vez no escondía un brillo de agrado especial en sus inmensos ojos claros. ¿Por qué no quería ser una princesa?, quizás no había ningún príncipe a la altura.