18 febrero 2016

Más que amigos pero nunca juntos.


Erase una vez un chico normal, que acudía a clase por error sin ningún tipo de motivación ni interés. Un día en esa clase aleatoria entró una chica, quizás no fuera la más guapa de la clase, pero en los ojos de ese chico cualquiera resultó ser la persona más bella que había visto jamas. Unos ojos suaves y brillantes, una mirada cálida, una sonrisa discreta pero cautivadora, tímida pero deslumbrante, rasgos y detalles que pasaban desapercibidos para la mayoría, aspectos que iluminaban las lecciones y que inspiraban a ese chico cualquiera, no solo en el transcurso de esa hora, sino durante todos los días, contando los minutos que faltaban para volver a verla una vez terminada la clase.

Poco a poco esa princesa comenzó a tomar presencia en los sueños de nuestro amigo. El chico, para nada tímido, se sentía sin embargo tremendamente cortado cuando estaba a su lado sin comprender por que. Poco a poco los meses fueron pasando, el seguía asistiendo a esa clase por la que no sentía absolutamente ningún interés, sus esperanzas estaban puestas en unos ojos, en una mirada y no en los libros.


Los dos cruzaban miradas, el corazón del muchacho daba saltos de alegría cuando la veía acercarse, las conversaciones comenzaron a ser más frecuentes, compartían intimidades, secretos y noches de conversaciones tontas pero que para él lo significaban todo. El mes de junio llego, sus vidas se separaron, se rompieron las miradas cómplices, la sensación de nerviosismo y ansiedad, ese calor especia que sentían en el interior se sofoco. El curso termino y las sonrisas se apagaron...ella continua apareciendo en sus sueños pero se desvaneció en su vida.


Si os ha gustado este tipo de historia os dejo algún que otro árticulo similar

15 febrero 2016

Cuando el consumismo pone precio a los sentimientos.



Valla hombre, otro vez llego tarde al día de San Valentín… ¿Pues sabes qué?, mejor así. Me gusta la idea maravillosa que ha tenido esta sociedad de intentar monetizar un sentimiento, di que sí, con dos pares de cojones. El día de San Valentín o de los enamorados debe de ser todos los días, si quieres a una persona no necesitas que el calendario o una tienda te marque un día especial para que la/lo quieras por encima del resto del año.

14 febrero 2016

Cambios insignificantes que hacen nuestra vida mejor.


Esta semana he caído en la cuenta que dando las gracias constantemente a los demás me siento mejor, la gente me sonríe de otra manera y tengo la sensación de que las cosas me resultan mas fáciles, por eso no pierdo la oportunidad de decir gracias aunque no venga a cuento, nunca está de mas dar las, es una palabra que expresa gratitud, casi nunca cargada de doble sentido, no cuesta nada decirla y lo llena todo, tanto a la persona que lo dice como a la receptora del mensaje. Es un cambio pequeño en mi vida, se podría decir que es insignificante, pero muchas veces estos cambios pequeños son los mas importantes, un gesto tan simple que ha mejorado mi vida y alegra mis días de una forma sorprendente. Es ese tipo de cosas que no sabes lo importantes que son hasta que las pones en tu vida, sin duda una sonrisa y unas palabras de agradecimiento hacia la otra persona provocan, de una manera casi imperceptible que tu día sea mejor. Otra prueba mas de que a veces las palabras van mas allá y no son solo simples palabras, son un poderoso instrumento que podemos usar tan solo para comunicarnos de manera fría, o en su defecto adornarlas para transmitir sentimientos, alegría, pasión, felicidad...pero nunca nunca nunca como arma para ejercer daño pues por desgracia su poder destructor también es inmenso.

Muchas gracias espero que os guste.

13 febrero 2016

Un día cualquiera pensé que mis sueños habían muerto.


Por primera vez en mucho mucho tiempo vuelvo a tener ganas de hacer cosas, me siento de nuevo con las pilas cargadas, han sido meses difíciles para mi, no os quiero engañar a los que estéis ahí al otro lado, lo siguen siendo, pero por suerte ahora lo veo de otra forma, me siento mejor, mas apoyado y arropado por mi mismo y por la gente que me rodea. A veces es difícil levantarse de la cama cuando llueve todo el día, cuando un mes entero ha estado cubierto de tormentas y borrascas que nos impiden ver el cielo de manera clara y natural, pero en el fondo las nubes siempre se van y el cielo sigue estando ahí en el fondo esperando a que estas se disipen mas tarde o mas temprano. Seguramente no soy la persona adecuada para dar este tipo de consejos, de todas formas creo que siempre merece la pena guardar esperanzas en nuestros proyectos y sueños, tener el valor de emprenderlos es mas que suficiente para que nos sintamos orgullosos de nosotros mismos. Podrán salir mal o bien… la única forma de averiguarlo, de descubrir si esas nubes que cubren nuestras dudas se van o no es intentándolo.

Dejemos que la cordura marque nuestro camino y que nuestros sueños tomen las riendas de nuestras vidas.


MUCHAS GRACIAS.

12 febrero 2016

Mi falta de motivación, un nuevo comienzo mas optimista.

Hola viejo amigo, sé que estos últimos meses me he olvidado de ti, te he dejado tirado, te guarde en un cajón y te abandone… Quiero que sepas que la historia no es del todo así, no me separé de ti por que quise, no trate de olvidarte, ni mucho menos, ¿Como iba a hacer algo así?, simplemente me enfadé, no contigo, sino conmigo mismo, me enfadé por que las cosas no me terminaban de salir bien, por que los cambios y giros que quise dar no funcionaron e irremediablemente me frustre siendo tu el que pago los platos rotos de mi fracaso, me doy cuenta de que fue una reacción algo caprichosa e injusta, ¿Por qué tienes que pagar tu mis platos rotos, si me has servido de desahogo y consuelo todos estos años?. En fin amigo, no sabría darte una respuesta apropiada… Bueno en el fondo si que puedo.